la historia de kvothe

La historia de Kvothe

El Nombre del viento, primera entrega de la saga fantástica «Crónica del Asesino de Reyes», nos presenta un personaje legendario: Kvothe el Sin Sangre, Kvothe Seis Cuerdas, Kvothe el Asesino de Reyes. 👇👇 Así se presenta él mismo ante Cronista 👇👇

Los 3 días de Kvothe

Kote es tan sólo un posadero. En la Roca de Guía atiende a sus (escasos) clientes con una efectividad casi robótica. Pero esconde mucho más de lo que parece y, cuando Cronista tiene la suerte de cruzarse en su camino, logra que comparta sus experiencias vitales. Cómo pasó de tener una vida itinerante junto a su familia de artistas a convertirse en un personaje del que se narran historias.

Los Nombres tienen Poder

Esta historia gira en torno a los nombres… porque los nombres son importantes. No en el sentido fonético o gramatical, sino en su profundo significado. Porque «El Nombre del Viento» es, en esencia, la búsqueda de Kvothe del auténtico significado de las cosas. Inspirado por las historias de Táborlin el Grande, hechicero legendario y conocedor de todos los nombres, y por Abenthy, su mentor y conocedor del nombre del viento, el joven ruh se embarcará en numerosas aventuras que le harán convertirse en leyenda.

Una infancia truncada por el dolor y el infortunio dará con los huesos de Kvothe en la Universidad, hogar del conocimiento en los Cuatro Rincones de la Civilización. Allí buscará respuestas. Respuestas que le ayuden a encontrar a los Chandrian. Porque esta historia gira, también, en torno a la venganza.

El enigma de los Chandrian

Siete personas en torno a un fuego de un campamento destrozado. Un hombre de ojos vacíos y sonrisa terrorífica. Un hombre con el rostro envuelto en sombras. Haliax, Ceniza y el resto de los Chandrian. ¿Cuál es su objetivo? ¿Dónde se separan las historias de la realidad? ¿Cómo buscar venganza contra alguien de quien nada se sabe?

Kvothe y Ceniza

la historia de kvothe y ceniza

Ceniza es, si duda, el Chandrian que más presencia tiene, hasta ahora, en las novelas. Es el único que interactúa directamente con Kvothe en dos ocasiones: en la fatídica noche que puso fin a su infancia y como líder de los bandidos ya en «El Temor de un Hombre Sabio». No obstante, buena parte del fandom especula sobre una presencia más amplia del siniestro villano.

Hay quien piensa, de manera bastante acertada a mi parecer, que Maese Fresno no es otro que Ceniza. La crueldad de los castigos que sufre Denna, de la que luego hablaremos, casa bastante con lo que conocemos de este chandrian. También es sospechoso que siempre esté cerca cuando aparecen los Chandrian. Además, sabemos que Kvothe tiene un don innato para la nominación y ese apodo de Maese Fresno da una pista demasiado obvia si atendemos a la versión original, en la que el misterioso personaje se llama Master Ash (fresno, sí, pero también ceniza en inglés).

Otras teorías, no tan evidentes pero bien sustentadas con datos, nos lleva a pensar en Bredon, el noble de Vintas, como alter ego tanto de Ceniza como de Maese Fresno. Su descripción física, el uso de bastón, sus sospechosas y oportunas ausencias, los rumores que circulan sobre él… todo apunta a que esta teoría podría ser cierta y complementar la anterior.

Kvothe y Denna

Si algo trae de cabeza a Kvothe, obviando su quimérica venganza, es su relación con Denna. Kvothe y Denna; Denna y Kvothe. Pocas relaciones han resultado tan frustrantes. De Denna sabemos muy poco, casi tan poco como acerca de los Chandrian. Apenas conocemos detalles de su pasado, tenemos escasos datos de su presente y desconocemos por completo sus objetivos.

A veces parece auténticamente enamorada y otras usa a Kvothe como un instrumento más. «Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron» cita Kvothe al inicio de su relato. Sospecho que todas y cada una de esas acciones está relacionada con Denna de una u otra forma. Aún no sabemos cuándo saldrá el tercer libro de Kvothe, pero seguro que en «Las Puertas de Piedra», Rothfuss nos sacará de dudas.

¿Cómo se pronuncia Kvothe?

En castellano es un poco impronunciable… y en inglés también. Por ello, es el propio Kvothe quien se encarga de aclarar ante Cronista la manera correcta de pronunciar su nombre. «Cuouz» sería la manera correcta de hacerlo. Olvida eso de «Kavothe», una joya que estos oídos han tenido la desgracia de escuchar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *