eomer

Todo sobre Éomer Éadig, el Rey de Rohan

Éomer es un personaje de gran importancia en los acontecimientos de Rohan en El señor de los Anillos de JRR Tolkien, sobre todo en la trama de Saruman y el devenir de la Guerra del Anillo. 

Sangre de Reyes

Éomer nació el 2991 TE, hijo del Mariscal de la Marca, Éomund y de Theowyn, la hija menor del Rey Thengel. Éomund se vanagloriaba de ser descendiente del tercer hijo de Brego, hijo Eorl el Joven, el Padre de la nación Rohirrim. Si lo aceptamos como cierto, Éomer sería descendiente de Eorl tanto por vía materna como por la paterna. Por otra parte, Morwen, su abuela materna, era pariente de Imrahil, Príncipe de Dol Amroth, por lo que una cuarta parte de su sangre también era numeroreana

Cuatro años después que él nació Éowyn, su hermana pequeña, probablemente en Aldburg, la mayor ciudad de la Marca Este. Por aquel entonces, las escaramuzas con los orcos eran cada vez más habituales, ya que la Sombra crecía en Mordor y Saruman, en secreto, ya había comenzado a crear su siniestro ejército de Uruks. 

Infancia y juventud de Éomer

En el año 3002, en una expedición encabezada por Éomund para limpiar las fronteras de Emyn Muil, la comitiva fue emboscada y el valeroso caballero fue asesinado. Poco después Theowyn enfermó y falleció, por lo que el recién coronado Théoden tomó a Éomer y Éowyn bajo su protección, criándolos en Edoras como si de sus hijos se trataran. 

Ambos fueron testigos de cómo las mentiras de Grima hicieron caer al Rey Théoden bajo el hechizo de Saruman, pero poco pudieron hacer para evitarlo. 

Al cumplir los 26 años, Éomer fue nombrado Mariscal de la Marca y tomó posesión del cargo que antes fue de su padre. Se instaló de nuevo en Aldburg y allí hizo frente a Saruman, quién en el año 3019 se declaró Señor de Rohan y comenzó a acosar las fronteras con sus ejércitos de dunlendinos, huargos y orcos. 

El primero en la línea de sucesión

En una escaramuza en los Valles del Isen, Theodred, hijo y heredero de Théoden, fue asesinado. Al día siguiente, llegó a oídos de Éomer el rumos de una compañía de Uruks que avanzaba por las llanuras de Rohan llevando la Mano Blanca como emblema. Sin más dilación decidió perseguirlos y, en las inmediaciones del Bosque de Fangorn, acabó con ellos. 

Poco después se encontró con Aragorn, Légolas y Gimli y, superadas las reticencias iniciales, les prestó dos caballos y los dejó partir. Así se conocieron Aragorn y Éomer y se inició una amistad que duraría hasta su muerte, siendo ambos reyes de sus respectivos reinos. 

Tras su regreso a Edoras, Grima manipuló a Théoden y logró que encerraran al príncipe rohirrim. Por suerte, Gandalf deshizo el hechizo y expulsó a Grima, por lo que el Rey recuperó la cordura y liberó a su sobrino. 

Éomer en la Batalla del Abismo de Helm

Tras este giro de los acontecimientos, Éomer se disculpó con Gimli por haber menospreciado a Galadriel y se ofreció a llevarlo a lomos de su propio caballo. 

Al día siguiente, con Gimli en su grupa y acompañando a Théoden, Gandalf, Aragorn y Légolas, partieron hacia los Valles del Isen, pero se desviaron hacia el Abismo de Helm cuando les llegó la noticia de que los Vados habían caído. 

Armado con su espada Gúthwinë, participa en la defensa del Abismo de Helm y logra mantener su posición en las Cavernas Centelleantes junto a Gimli, hasta que Gandalf, Erkenbrand y sus jinetes de Rohan, y los Ucornos del Bosque de Fangorn logran acabar con los atacantes. 

Tras la batalla, acompañó a su rey hasta Isengard. Fue de los pocos que no se dejó influir por la música embrujada que envolvía las palabras de Saruman.

Los Campos de Pelennor

Ya de vuelta al Abismo de Helm, se encontraron con la Compañía Gris. Tras este encuentro, los caminos de Aragorn y Éomer volvieron a separarse, ya que el heredero de Isildur debía seguir un camino oscuro por el Sendero de los Muertos. Mientras, Éomer y Théoden comenzaron a preparar a los eorlingas para acudir en ayuda de Gondor. 

Gracias a la premura de su cabalgata, lograron llegar a los Campos de Pelennor a tiempo para desbaratar el asedio. Y se inició la que posteriormente se conocería como la Batalla de los Campos de Pelennor. Allí cayó Théoden, aplastado por su propio corcel. No obstante, con su último aliento, nombró a Éomer su heredero y le concedió la corona de Rohan. 

eomer rohirrim eorlingas rohan el señor de los anillos

Pero no hubo dicha alguna, pues a la muerte de su tío se sumó el desgraciado hallazgo del cuerpo de Éowyn, su hermana, quién había cabalgado junto al resto de los Jinetes de Rohan haciéndose pasar por un hombre. Ésta yacía inconsciente tras acabar con la vida del Rey Brujo, que había encontrado su final de la mano de una mujer. Se cumplió de esta manera la profecía que Glorfindel hizo miles de años atrás. 

Creyendo que estaba muerta, cabalgó contra los ejércitos de Harad embargado por la furia y el dolor causando estragos entre los haradrim. Y cuando se avistaron los navíos corsarios, se preparó para combatir hasta la muerte, aunque finalmente fue Aragorn, secundado por el ejército que había reunido durante la fantástica cabalgata de la Compañía Gris, quien desembarcó y decantó la batalla. Allí se reencontraron Éomer y Aragorn, en mitad de la batalla. Y su amistad creció cuando el rey de los rohirrim comprobó las habilidades curativas del dunadan, quién salvó la vida de Éowyn y de muchos otros. 

La Puerta Negra

Participó en el consejo final, celebrado en Minas Tirith, donde se decidió acudir a la Puerta Negra para dar una oportunidad a Frodo. Todos lograron sobrevivir a la batalla y el Anillo Único fue finalmente destruido, acabando con la tiranía y la oscuridad del Ojo de Sauron. 

Terminada la guerra, asistió a la coronación de Aragorn como rey de Gondor y Arnor. También se congratuló del compromiso de su hermana con Faramir, príncipe de Ithilien. 

Reinado y muerte de Éomer Éadig

Al haber tomado el trono a una edad temprana, su reinado se prolongó durante 65 años. Se convirtió así en uno de los reyes más longevos de la historia de Rohan. Se casó con Lothíriel, hija de Imrahil, y su hijo se llamó Elfwine el Hermoso. 

Durante su reinado hubo por fin paz en el pueblo rohirrim y tantos sus riquezas como sus caballos no pararon de crecer. Se renovó el Juramento de Eorl, con lo que Éomer acudió en varias ocasiones en auxilio de su amigo. Ya que Gondor aún tenía muchos enemigos en el este y el sur. Y siempre que Aragorn Elessar cabalgaba hacia la batalla, el Rey Éomer le secundaba con su ejército. 

En el año 63 de la Cuarta Edad, Éomer mandó llamar a Meriadoc Brandigamo de la Comarca. Había entablado amistad con el pequeño durante la Guerra del Anillo, y deseaba verlo una última vez. A pesar de que el hobbit tenía por entonces 102 años, encontró las fuerzas para hacer el viaje y los deseos de Éomer fueron satisfechos. 

Y fue en el invierno de ese mismo año, cuando Éomer, hijo de Éomund, el más grande de los reyes de Rohan desde Eorl el Joven, murió en su palacio a los 95 años acompañado de sus amigos y familiares. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *