amanita design

Lo último de Amanita Design: Creaks

Análisis y primeras valoraciones de la nueva joya de Amanita Design: Creaks.

Amanita design

Después de sorprender al mundo con la creatividad y belleza de Machinarium, Amanita Design lo ha vuelto a hacer. Otro juego de aventura gráfica nada clásica mezclado con rompecabezas para deleite de los amantes del género. Una nueva experiencia que podríamos catalogar sin temor como uno de los estrenos más refrescantes de 2020. Si buscas arte y disfrute a partes iguales no dudes en hacerte con Creaks.

Pero vayamos por partes. Creaks es un juego de lo más simple, nada desafiante en el sentido demonsouliano de la palabra. Los rompecabezas se resuelven en segundos con algo de agilidad mental y los diálogos son nulos a lo largo y anco del título. Es el entorno, el ambiente y la narrativa lo que mantiene el estímulo y la incomodidad durante las más o menos cinco horas que te va a durar.

amanita design creaks

Tomarás el control de un niño de nombre desconocido, tras encontrar un pequeño agujero en su habitación y después de arrastrarse entre polvo acumulado durante quién sabe cuántos años, alcanza un lugar siniestro. Un abismo con una única y gigante mansión en el centro. Como buen niño, ciego de inconsciencia, seguirá adelante sin saber en qué embrollo se está metiendo.

Empezarás sin tener ni idea de qué está pasando, nada tendrá sentido y te limitarás a avanzar tratando de sobrevivir porque sabes que ya no hay marcha atrás. No será hasta bien avanzado el juego que empieces a comprender la profundidad del argumento y es justo eso lo que Amanita Design ha intentado lograr, y ha conseguido, con un juego tan friki como Creaks. Que sientas exactamente lo mismo que un crío sentiría en esa embarazosa situación.

creaks

Antes he mencionado que los rompecabezas eran sencillos y no mentía. Pero que algo sea sencillo no le quita mérito a su ingenio, de hecho lo acrecienta. En Creaks usaremos a los monstruos para resolver los puzzles, manipulando sus movimientos para que se posen donde lo necesitamos. Porque los monstruos, que son lo que dan nombre al juego, se convierten en inofensivo mobiliario cuando tocan un haz de luz. Simple y original.

Te será imposible aburrirte con Creaks, ya que Amanita Design ha logrado que cada habitación suponga un nuevo reto, una nueva experiencia. Te atraparán su atmósfera, sus escenarios, sus criaturas, su banda sonora. Y sí, hay algunos problemas de control que pueden resultar algo frustrantes, sobre todo en desafíos contrareloj. Pero no es un defecto lo suficientemente importante para que no puedas disfrutar este juego como un enano. De una sentada, es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *